CCTVal: Primer ventilador mecánico invasivo de fabricación 100% nacional pasó instancia de certificación

El prototipo del CCTVal sería el único ventilador de alta complejidad fabricado en el país, con capacidad para asistir de manera invasiva a pacientes graves que sufren de insuficiencia respiratoria por el COVID-19.

Tras cinco meses de arduo trabajo por parte del equipo de ingenieros del CCTVal en el diseño y fabricación del primer ventilador mecánico invasivo hecho en Chile, este dispositivo pasó la primera fase de pruebas técnicas previo a su uso en seres humanos.

“Fueron 247 pruebas que se realizaron en esta primera etapa, de las cuales pasamos el 98%, quedando solo algunos detalles por mejorar. Estamos muy contentos con los resultados obtenidos, que avalan el buen desempeño de nuestro ventilador a nivel técnico y reflejan el esfuerzo y compromiso de nuestro equipo. Esto no hubiera sido posible sin la colaboración de diversas instituciones del sector público y privado, que nos han apoyado durante todo este proceso”, señaló el gerente general del CCTVal, Rodrigo Pacheco.

Próximos pasos

Esta primera prueba consistió en la revisión de componentes y funcionamiento de alarmas, se midió la exactitud y estabilidad del control, además de diversos instrumentos a distintos rangos y combinaciones de parámetros de desempeño. Esta se realizó siguiendo los protocolos establecidos por el Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (SOCHIMI) y los requerimientos fundamentales contenidos en las normas SO80601-2-12:2011 y NCH2893 de seguridad eléctrica a través de Certemed, organismo de inspección electromédica de la Universidad de Valparaíso habilitado durante la emergencia sanitaria para estos fines.

En los próximos días, se espera que el ventilador mecánico del CCTVal se someta a pruebas preclínicas y clínicas, realizadas primero en animales en el Hospital Clínico de la Universidad Católica, y luego en pacientes con COVID-19 en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile, para finalmente ser validado por el Ministerio de Salud y puesta en marcha su producción y escalamiento.  

Un Respiro para Chile

El ventilador mecánico del CCTVal fue uno de los cinco proyectos ganadores -entre 35 propuestas- de la iniciativa “Un Respiro para Chile”, liderada por el Ministerio de Ciencia, Economía, Corfo, Sofofa Hub, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Socialab y el fondo de emergencia para la salud SiEmpre, administrado por la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC). Esta iniciativa impulsó la validación y producción de ventiladores de emergencia, dentro de un proceso único en Chile, que tuvo por objetivo aumentar la capacidad de respuesta nacional ante un eventual déficit de estos equipos médicos, fomentando con ello la innovación y el emprendimiento local.

De las otras propuestas ganadoras, fabricadas en las ciudades de Santiago, Concepción, Valdivia y Puerto Varas por empresas e instituciones académicas, varias completaron con éxito todas las fases de certificación y próximamente se iniciará el proceso de producción para su despliegue en hospitales.

“Es primera vez que un proceso de este tipo es articulado desde el sector privado con el apoyo del sector público y el ecosistema de innovación. La experiencia nos ha demostrado que en Chile existen capacidades reales para desarrollar y producir tecnología de manera colaborativa y eficiente, las que sin duda podrían llevar a la creación de nuevas industrias a futuro”, destacó hace algunas semanas Alan García, director de Sofofa Hub, en el primer balance de desarrollo local de ventiladores de emergencia.

Funcionamiento ventilador CCTVal

El ventilador mecánico invasivo del Centro Científico Tecnológico de Valparaíso, consta de cuatro sistemas principales. El primero se encarga de generar una mezcla aire y oxigeno según los porcentajes determinados por el operario del equipo. Está el sistema de control inspiratorio, constituido por un arreglo de válvulas y sensores, encargados de ingresar esta mezcla a volúmenes, presiones y frecuencias controladas. Otro es el sistema de control espiratorio, muy similar al anterior, cuya función es controlar el flujo exhalado, asegurando que los rangos de presiones sean seguros para el paciente. Y el cuarto sistema corresponde al control, el cual, mediante un minicomputador, microcontrolador, driver y una interfaz gráfica táctil, se preocupa de procesar los parámetros de control ingresados para que se conviertan en acciones que permitan asistir la respiración de forma correcta.

De todos los equipos fabricados para combatir la emergencia sanitaria en el país, el ventilador del CCTVal es el de mayor complejidad desarrollado hasta la fecha, por su capacidad de asistencia invasiva a pacientes graves que sufren de insuficiencia respiratoria.

Si bien, en las últimas semanas se ha detectado una baja en los contagios y en el número de pacientes hospitalizados en las Unidades de Cuidados Intensivos, lo que ha ido acompañado de una mayor disponibilidad de ventiladores mecánicos en la red de salud, la pandemia sigue activa y la posibilidad de nuevos rebrotes podrían volver a recrudecer la emergencia sanitaria en Chile, y con ello el requerimiento de nuevos ventiladores mecánicos para el país.